Fuente imagen: Xataca.com

La pesadilla parece no terminar para Yahoo. En septiembre confirmaban un ataque que habría expuesto la información privada de 500 millones de usuarios; a inicios de octubre salía a la luz información que mostraba como Yahoo había colaborado con el FBI y la NSA en tareas de espionaje a sus usuarios; y hace tan solo unas horas, la compañía de Marissa Mayer está confirmando el mayor hackeo en la historia, no sólo para Yahoo, sino para cualquier compañía, una megafiltración que afecta los datos privados de más de 1.000 millones de usuarios.

Lo grave de todo esto, es que estos hechos se presentan después de que en julio se anunciará que Yahoo sería adquirida por Verizon por 4.830 millones de dólares. Hasta este momento la compra está a la espera de autorización, y la posición de Verizon ante estos escándalos ha sido de prudencia, sin embargo, hoy surge nueva información de que el operador está buscando cancelar la compra, o al menos renegociar el valor final.

Los escándalos han devaluado a Yahoo
Después de que se confirmara el primer ataque y la colaboración en tareas de espionaje, surgió información de que Verizon estaba muy molesto de que no se le hubiera informado de estos problemas durante las negociaciones de compra. Por lo anterior se buscaba una reducción de al menos mil millones de dólares en el precio, o la cancelación de la negociación.

Hoy después de que Yahoo confirmara la presencia de un segundo ataque, más grande que el primero, Bloomberg está informando que Verizon está retirando a su equipo de integración de las oficinas de Yahoo, además de que está armando un equipo legal con el objetivo de estudiar los términos y buscar la cancelación de la compra.

A pesar de que Bob Varettoni, director de comunicaciones en Verizon, no sale del discurso de que están a la espera de los resultados de la investigación. Al interior de la compañía están explorando todas las posibilidades para no hacerse con una compañía con graves problemas no sólo de seguridad, sino también de comunicación e imagen, ya que esto tuvo que haberse informado, al menos las sospechas, antes de las negociaciones.

Dejar respuesta