Imagen cortesía de: cdn3.cnet.com

La empresa Samsung comunicó que deshabilitará su celular Galaxy Note 7 para que los usuarios dejen de usarlo y sacarlo por completo del mercado, luego de los inconvenientes que han surgido. La compañía de Corea del sur, es el mayor vendedor de Smartphone en todo el mundo, Samsung informó que el 93% de los moviles Galaxy Note 7 en USA han sido devueltos, luego que la firma anunciara que la batería de los equipos podía causar incendio o explosión.

Para poder retirar los últimos celulares que quedan en el mercado, la empresa saco una actualización que impedirá que la batería se recargue. “Para aumentar la participación en la recolección, actualizaremos el software, así se impide que los usuarios puedan recargar su Galaxy Note 7, de esa manera el dispositivo dejará de funcionar”, informó en un comunicado la compañía.

Samsung retiro 2,5 millones de celulares

Samsung retiro aproximadamente 2,5 millones de estos dispositivos, luego que se formularan quejas, debido a que las baterías explotaban cuando se estaban cargando. Después tuvieron que ser más radicales con sus medidas, cuando los clientes se quejaron porque sus Smartphone de reemplazo se incendiaban.

1,9 millones de celulares se vendieron en EE.UU, las autoridades del país prohibieron su uso en aviones e inclusive en equipajes. Samsung indicó que los distribuidores y minoristas junto con la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo colaboraron para tomar esta última decisión.

Los celulares se pueden recalentar, esto supone un riesgo para la seguridad de las personas, la empresa pidió a los usuarios del Galaxy Note 7 que lo desconecten y se comuniquen con sus distribuidores o dónde compraron el dispositivo móvil.

Los dueños de los Galaxy podrán cambiar su teléfono por otro de Samsung o pedir un reembolso. Pero la compañía Verizon dijo que no apoyara la actualización, pues no quieren contribuir a dejar incomunicados a los usuarios, pues puede que no tengan otro dispositivo.

Dejar respuesta