El móvil, ¿qué es para los españoles? ¿Un medio de comunicación? ¿Un objeto de entretenimiento? ¿Un reproductor de música? Pues es todo esto y mucho más. De hecho, son muchos los que no pueden despegarse del móvil un solo momento y se han vuelto completamente adictos a este, lo que hace que muchas veces comentan muchos errores al usarlo.

8 de cada 10 móviles se rompen por un accidente que podría evitarse

Es una verdad innegable que más del 70% de la población española no puede salir de casa sin el teléfono móvil. Pero, dentro de este grupo, más del 80% acaban teniendo que acudir a un servicio de reparación de telefonía móvil como Zammertel o a una tienda de su operadora para intentar repararlo con lo que les cubre el seguro.

No obstante, en la mayoría de ocasiones la rotura del móvil es debido a lo que se podrían denominar “accidentes que podrían haberse evitado” por la mala costumbre de los propietarios de este pequeño aparato en usarlo como no es debido.

La situación más habitual es la de la caída del móvil, especialmente porque su propietario está en todo momento mirando la pantalla mientras camina, lo que provoca que se tropiece o choque con algo y el teléfono móvil se le caiga al suelo, lo que rompe la pantalla o la carcasa del teléfono.

Pero no es la única que se repite a menudo. En verano, el motivo más común a la hora de llevar el móvil a reparar es que se ha mojado. ¿Por qué le ha caído un poco de agua? No, porque su dueño se ha bañado con él en la playa o en la piscina al olvidarse que lo llevaba en el bolsillo del pantalón.

Que se caiga de la mesa al mover la mano para coger el cubierto, de la cama porque se tiene bastante cerca, pisarlo por que se deja por el suelo… Son otras de las tantas situaciones que se repiten a diario y a las que tienen que hacer frente los servicios de reparación.

Dejar respuesta