Son muchos los que hoy en Barcelona se han levantado con un cobro en su cuenta bancaria de extraña procedencia: MUSA – AQUALOGY SOLUTIONS, S.A. se ha quedado 36,68 € de tu dinero (o si tienes suerte sólo 7,87 € ) justificandolo bajo el a priori oficial concepto de “Recibo del agua”.

36,68 € que ya no están, que han desaparecido para siempre, y nadie te ha explicado por qué.

Estos 36,68 € son en concepto de mantenimiento y alquiler del contador del agua, que supuestamente tiene un coste de 220 €, y MUSA está subcontratada por AGBAR para realizar esta función.

¿Estoy obligado a pagar este cargo?

Según la Ley el usuario está obligado a emplear una empresa que realice el mantenimiento del contador, puede ser MUSA AQUALOGY SOLUTION o cualquier otra empresa, mientras cuente con los correspondientes certificados.

Estos son algunos datos de interés:

  • Si quieres recibir la factura del recibo debes llamar al 93 322 19 60.
  • Hay dos tasas: 7,87 € (mantenimiento) o 36,68 € (mantenimiento y alquiler).
  • Puedes reclamar la propiedad por teléfono, abonando la cantidad pendiente del importe del contador.
  • Al cambiar de compañía debes personificarte en AGBAR pata notificarlo y legalizarlo.

¿Es esto legal?

Aquí tenéis un extracto del Decreto 120/1991, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento del Suministro Domiciliario de Agua:

Artículo 37 Propiedad del contador

A partir de la entrada en vigor del presente Reglamento, todos los contadores o aparatos de medición que se instalen para medir o controlar los consumos de agua de cada abonado, serán propiedad de las Entidades suministradoras, quienes los instalarán, mantendrán y repondrán con cargo a los gastos de explotación del servicio, no pudiendo las Entidades suministradoras cobrar cantidad alguna en concepto de alquiler por el contador o aparato de medida.

Igualmente, a partir de la entrada en vigor del presente Reglamento, las Entidades suministradoras no podrán cobrar cantidad alguna por alquiler a los abonados que posean contadores o aparatos de medida propiedad de las Entidades, quienes canalizarán los costes originados por este hecho a través de los gastos de explotación del servicio.

Que cada uno saque sus propias conclusiones, pero personalmente ver que me desaparece dinero de la cuenta bancaria sin previo aviso y sin saber por qué no me transmite buenas sensaciones, y se me plantean muchas preguntas. Por ejemplo, ¿si realmente es una “factura del agua” por qué no lo incluyen en la factura del agua de AGBAR? ¿realmente ese contador vale 220 €? ¿si devuelvo este importe me cortan el suministro de agua?.

Las cosas deben hacerse de otra manera, informando al consumidor e intentando que no generen una sopresa desagradable, y hoy por hoy, que nos toquen la cartera no genera mucha empatía social.

Dejar respuesta