Algunos de los conceptos y vocablos empleados recientemente en informaciondetecnologia.com para describir aspectos de nuevas startups o webs merecen explicación a parte, dado que provienen del inglés y por motivos de evolución y cultura empresarial no son aún ampliamente aplicados ni traducidos a nuestro idioma (ni mucho menos aceptados por la Real Academia Española).

Glosario de startups

– Market pull: Aplicado a la gestión de la innovación, el término alude a la información del entorno (y concretamente de la demanda) de que puede disponer una empresa para poder optimizar el desarrollo de nuevos productos y procesos. O sea, es la fuerza con la que el mercado pide nuevos productos y servicios que resuelvan sus necesidades.

– Tecnology push: También aplicado a la gestión de la innovación en las empresas, consiste en la presión sistemática con la que nuevas tecnologías cambian la forma potencial de realizar productos y servicios. O sea, es la fuerza con la que las tecnologías impulsan nuevas maneras de llevar a cabo las actividades de la empresa.

– Benchmarking: Se trata de un proceso propio del management estratégico en que se aplica el estudio comparativo para evaluar varios aspectos de los procesos de una organización, normalmente en relación a las mejores prácticas de empresas de su propio sector o incluso de un sector sin aparente relación.

– Crowdsourcing: El término, acuñado por dos periodistas de la revista Wired, hace referencia a la movilización de grandes grupos de participantes (crowd=multitud) para que colaboren de manera descentralizada en torno a proyectos de tipo empresarial, aportando su conocimiento, experiencia y opiniones, substituyendo de alguna manera a grupos de expertos, con la convicción de que el resultado generado pueda ser de igual o mayor calidad que el llevado a cabo por un pequeño número de expertos. Se aplica también a la utilización de grandes grupos de humanos para realizar tareas que un sistema informático no puede aun realizar, en aquellos casos en que el criterio humano es sustancial.

– Business angels: También denominados ángeles inversores, alude a la figura de personas con capital que apuestan en la financiación de un negocio emergente. Dado que normalmente afrontan un riesgo extremadamente alto, los business angels suelen exigir un muy alto retorno sobre la inversión (para blindarse ante fallos radicales sobre las previsiones o burbujas financieras como la que se produjo en torno a Internet a finales del año 2.000).

– Greenfield: El término sería aplicable, en el entorno de los negocios, a aquellos campos abiertos a la actividad empresarial y la emprenduría que presentan tal novedad (o apertura a la actividad económica) que ofrecen todo tipo de posibilidades y pueden ser “tomados” por los primeros en apostar por ellos.

– Mainstream: Término que se refiere, en el entorno de los negocios, a aquellos campos ya maduros en un mercado, en el que los participantes conocen muy bien las reglas del mismo, y se espera pocos cambios en la forma de los productos y de los modelos de negocio.

– Gestión de la información: Por gestión de la información entendemos la recopilación y administración de información a partir de una o más fuentes, así como la distribución de dicha información a diferentes usuarios finales. Implica la organización y el control de la estructuración, el procesamiento y la entrega de información, y por ello resulta una pieza clave en el contexto de las organizaciones, hasta el punto de ser considerada actualmente un aspecto clave para el éxito y/o viabilidad de las mismas.

 “Thinking out of the box”: To think outside-the-box es una frase hecha en inglés que significa acercarse a un problema desde una nueva perspectiva, sin ideas preconcebidas al respecto. Se trata de una frase ampliamente empleada en en mundo de los negocios, especialmente por consultores y asesores ejecutivos.

– “Know-how”: Know-how es una expresión anglosajona que alude al conocimiento transferible sobre procedimientos, invenciones, fórmulas, métodos y otros procesos transmitibles interna e incluso externamente en las organizaciones. Hace referencia, por tanto, a las habilidades y aptitudes necesarias para desempeñar una labor específica.

– Networker: Un networker es un trabajador en red, alguien que para llevar a cabo su labor diaria requiere de conexión a Internet o a una intranet corporativa. Dicho de otro modo, alguien que no puede realizar correctamente las tareas que tiene encomendadas sin usar el correo electrónico, compartir el acceso a documentos online o servirse de herramientas de comunicación como la telefonía móvil. También se considera unnetworker a alguien dedicado a alimentar y mantener al día su base de contactos personales y profesionales.

¿Conoces alguna otra palabra relacionada con la innovación o las startups que podamos añadir a este glosario? Te invitamos a participar en esta sección de internet enviándonos tus definiciones o dudas mediante los comentarios, para así plasmándolo en próximas actualizaciones.

Dejar respuesta