La e-factura o factura electrónica es el equivalente a la factura en papel enviada por medios telemáticos y, por ello, permite un ahorro de costes, una mejora de eficiencia y una reducción de los tiempos de gestión.

La e-factura te ahorrará tiempo ya que la puedes gestionar desde tu casa y tiene el mismo valor legal que la factura de papel.

Esta forma de facturación tiene, a efectos tributarios, el mismo valor legal que la factura en papel siempre que el destinatario haya dado su consentimiento y que incorpore medios que garanticen la autenticidad de su origen y la integridad de su contenido. El más habitual es la firma electrónica avanzada con certificado reconocido.

El hecho de emitir facturas telemáticamente no impide que también puedan emitirse facturas en papel, incluso con el mismo cliente.

Asimismo, las facturas en papel pueden convertirse a formato digital utilizando el software homologado por la Agencia Tributaria, lo que permite, como mínimo, reducir el espacio destinado a archivo de facturas en formato papel.

Dejar respuesta