ventajas fiscales de los coches verdesLa preocupación por el cambio climático ha llegado ya al sector del motor. Hasta el 31 de diciembre de 2007 el Impuesto especial sobre determinados medios de transporte, o comúnmente denominado “impuesto de matriculación”, consta de dos tramos en función de la cilindrada de los vehículos. El primer tramo grava con un tipo impositivo del 7% a vehículos de gasolina de menos de 1.600 centímetros cúbicos y diesel de hasta 2.000 centímetros cúbicos, mientras que el segundo tramo grava a un tipo del 12% aquellos vehículos con una motorización superior.

Comprar automóviles menos contaminantes será más beneficioso para nuestro bolsillo.

A partir del 1 de enero de 2008, con la entrada en vigor de la nueva normativa, se distinguen cuatro tramos en función de las emisiones oficiales de CO2 de los vehículos cuyos tipos impositivos se corresponderán con el siguiente detalle (Ver tabla)

De este modo, comprar un coche más respetuoso con nuestro medio ambiente supondrá un ahorro fiscal considerable, todo ello en aplicación del principio europeo de “quien contamina paga“.

Se prevé que el 70 por ciento de los vehículos que se venden anualmente en España se beneficien de una tributación más baja como consecuencia de la citada modificación normativa.

Emisiones CO2 Península y Baleares Canarias
Inferiores a 120 g/km 0 por 100 0 por 100
Entre 120 y 160 g/km 4,75 por 100 3,75 por 100
Entre 160 y 200 g/km 9,75 por 100 8,75 por 100
Superiores a 200 g/km 14,75 por 100 13,75 por 100

Dejar respuesta