comparativa dolce gustoDolce Gusto llegó para quedarse. Muy atrás quedan los días en que Nespresso no tenía rival en el sector de la venta de cápsulas de café. Hoy en día el panorama es muy diferente, otras empresas crean cápsulas compatibles con las cafeteras Nespresso y la competencia más directa de estas viene pisando fuerte de la mano de una multinacional como es Nescafé, el sistema Dolce Gusto.

Hoy hablaremos de las ventajas que tiene desde nuestro punto de vista un sistema y otro. Pero para ello pongamos en situación un poco a las dos compañías: Nespresso empezó revolucionando el mercado y mostrándose como un producto de clase alta, elitista, que únicamente se podía comprar en las tiendas de su propia marca y que en teoría tenía contratos con los mejores proveedores de café del mundo. Esto unido con una supuesta patente legal (que luego no era tal) por el café en formato cápsula les otorgó la hegemonía durante unos años.

Pero entonces llegó Dolce Gusto

Con una filosofía diametralmente distinta, Dolce Gusto promueve la cercanía y accesibilidad entre el consumidor y el producto, con cafeteras mucho más asequibles económicamente que las de su competidora, con cápsulas que se pueden comprar en todas las grandes superficies y en pequeños comercios, siempre cerca de casa y sin tener que desplazarse expresamente a una tienda como es el caso de Nespresso. Además, para conjugar esta estrategia todavía mejor, utilizaron un sistema de conductos interiores más grueso que permite, manteniendo la presión, ofrecer otro tipo de bebidas que la Nespresso no puede, como por ejemplo los cortados, cafés con leche, Capuccinos, chocolates y té. Todo en uno, la Dolce Gusto está pensada para un uso más familiar, no para que sea utilizada únicamente por el experto en cafés del hogar, sinó que en tu casa todos van a poder disfrutar de las Dolce Gusto.

Y justamente esta filosofía de accesibilidad es la que ha conseguido que a día de hoy Dolce Gusto domine el mundo de las cápsulas de café monodosis, consiguiendo que Nespresso haya tenido que cambiar su filosofía inicial, accediendo a vender sus cápulas de café en otros establecimientos y no únicamente en sus tiendas especializadas. Además han perdido el juicio por mantener la exclusividad de la patente y otras compañías ya están creando cápsulas monodosis de café compatibles con sus cafeteras.

por lo tanto, nosotros no podemos hacer más que recomendarte encarecidamente de que si estás indeciso a la hora de comprar un sistema u otro, te decantes por la Dolce Gusto
sin duda alguna, ya que además de ser mucho más versátil y cómoda de usar (las cápsulas Dolce gusto se tiran cada vez que se utilizan, no se guardan en el interior de la cafetera ensuciando con los restos de bebida y secándose, haciendo difícil su limpieza), toda tu familia va a hacer uso de esta pequeña maravilla, vais a poder comprar cápsulas de café cualquier día y vuestros hijos van a disfrutar de su chocolate caliente todas las mañanas.

Además es un hecho comprobado, toda la gente que han probado o tienen las dos cafeteras acaba escogiendo la Dolce Gusto, por que, al fin y al cabo, lo que realmente importa es la comodidad y la calidad, y dolce Gusto las tiene todas. La exclusividad para los que crean que tiene importancia.

Dejar respuesta