La optimización de las webs hoy en día tiene tantos frentes abiertos que hace que posicionar un negocio en Google sea algo inalcanzable para las pequeñas y medianas empresas.

Nada más lejano a la realidad.

Por supuesto que hay sectores y nichos en los que ranquear puede ser algo casi imposible si no se utilizan malas prácticas (no me creo que nadie consiga posicionarse bien para determinadas palabras clave que tienen que ver con unas pastillas que mejoran tu rendimiento en la cama, ya sabéis a las que me refiero), pero para palabras de competencia media es muy posible llegar a estar en lasprimeras posiciones de Google.

No es necesario trabajar un Author Rank durante años escribiendo contenido de autoridad, ni hacer campañas de Social Media en Facebook o Twitter, Shuu.sh o cualquier otro servicio social, ni intentar posicionar imágenes on Pinterest, ni tener cuenta de Linkedin, o de Instagram, ni páginas oficiales en otras redes sociales que necesiten mantenimiento constante.

Todas estas opciones son las que ahogan a los no expertos en SEO a la hora de posicionar: el sufrido administrador dedica horas y horas a intentar tener tdo esto en marcha, actualizarlo, y al cabo de unas semanas, cuando ve que los resultados no son los esperados, abandona la causa (o empieza a generar enlaces de mala calidad con herramientas automatizadas, que es peor).

Toda esa energía debería canalizarse en entender el medio en el que su web compite, en ver qué herramientas son las más adecuadas y útiles para los usuarios o consumidores de sus productos, elegir las dos o tres más relevantes y trabajarlas de forma periódica, sin olvidar mejorar la web de su negocio añadiendo contenido de utilidad, creando conexiones personales con los propietarios de otras webs del mismo nicho y armándose de paciencia.

El Author Rank está indicado para blogs de noticias, pero poca influencia tendrá en el posicionamiento de una web de imágenes, en cambio Pinterest es perfecto para una web de fotografías. Para una red social, sin dudarlo Facebook y Twitter, para una web de tecnología, Google Plus, etc.

Finalmente, dejar que nuestra web gane antiguedad, todos tenemos ganas de estar en la primera posición de nuestro sector, pero eso, de forma natural, no se consigue en un mes, de la misma forma que un restaurante no consigue clientela fija en dos días.

Dejar respuesta