imagen cortesía de: i.huffpost.com

Un drone transporto un paquete, desde el almacén hasta la casa del comprador, el robot aéreo no llevaba piloto, fue de manera completamente autónoma. De esta forma se realizó el proyecto en el que Amazon tenía tiempo trabajando, el uso de drones para entregar pedidos en menos de 30 minutos, desde el momento que el cliente realiza su orden.

Los drones de la empresa Amazon se elaboran con diferentes componentes redundantes, esto los hace más resistentes a posibles fallas que le impidan terminar el trayecto. Otro punto importante es que está equipado con una tecnología que le permite detectar los posibles obstáculos y evitarlos.

Con el primer vuelo que se realizó en el Reino Unido, y con otro que se llevará a cabo pronto, el grupo técnico busca acumular los datos de funcionamiento y experiencia, con el fin de resolver problemas pasados por alto.

El despliegue a nivel mundial del servicio se realizara dependiendo de la normativa de los países, en cuanto al uso del espacio aéreo. Generalmente, la tecnología va un paso adelante que las leyes que regulan el uso de los drones, y el uso de robots para entregar paquetes no es la excepción.

Por los momentos, Amazon tiene centros de desarrollos de Prime Air en Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Austria. Al mismo tiempo, el equipo técnico tiene a prueba diferentes tipos de sistemas de entrega, con el fin de identificar las mejores opciones y distintos drones.

Evitaran zonas sensibles

 Dado que los robots aéreos de Amazon realizaran su vuelo a baja altitud, y por supuesto evitando instalaciones sensibles y aeropuertos, se considera que no hay peligro que pueda ocurrir algún accidente por su culpa, como impactarse con un avión. Definitivamente, el mundo de la robótica ha evolucionado, las señales son más que evidentes, autos sin conductor y drones aéreos que entregan pedidos.

Dejar respuesta