alquiler entre familiaresLa Ley de IRPF prevé una norma especial para el caso de arrendamientos de inmuebles entre parientes.

Así, cuando el cesionario, arrendatario o subarrendatario del bien inmueble sea el cónyuge o un pariente(padres, abuelos, hermanos, tíos) la ley obliga a calcular un rendimiento mínimo.

Cuando se alquila una vivienda a un familiar la ley obliga a calcular un rendimiento mínimo.

En estos casos de arrendamientos entre familiares elrendimiento neto total computable no podrá ser inferior a la cuantía siguiente:

  • El 2 por 100 al valor catastral que corresponda al inmueble.
  • El 1,1 por 100 al valor catastral si se trata de inmuebles urbanos cuyos valores catastrales han sido revisados o modificados a partir del 1 de enero de 1994.

Si los inquilinos u ocupantes del inmueble son varios, este régimen especial sólo se aplica a la parte del rendimiento neto que corresponda a los familiares.

De esta forma si tienes alquilada una vivienda a algún familiar hasta el tercer grado (hasta tíos o sobrinos), a la hora de declarar el rendimiento neto tendrás que ver si el mismo es superior al mínimo legalmente fijado.

  • Si es superior, se declara el rendimiento real.
  • Si es inferior, se aplica el rendimiento mínimo antes citado.

Si quieres ver más artículos sobre alquileres de pisos, te recomendamos que visites en apartado de Vivienda en nuestra sección de economía. También puedes visitar nuestro Facebook..

Dejar respuesta